Cuando la discapacidad se agita

“Hay personas que aparecen en nuestras vidas y nos marcan para siempre” Cecilia Meireles
La concurrencia de Discapacidad Intelectual y Trastornos del Comportamiento en una misma persona es una realidad a la que, todos los profesionales a su servicio, debemos enfrentarnos.
Cuando la situación es insostenible, cuando la agitación del comportamiento amenaza con desbordar a la persona y a su entorno más íntimo, la Unidad de Atención Permanente (UAP) proporciona atención mediante el diseño y la administración de los cuidados y medios necesarios para lograr la armonía perdida.
“Fortalecemos la personalidad cuando encontramos un sentido a la vida”
A la vez, se pretende alcanzar la más rápida incorporación a las actividades y grupo de la vida diaria.
La prevención y la intervención psicológicas, se trabajan por igual, se dispone de varias camas para casos agudos, dando respuesta a una grave realidad que sufren algunas familias, cuando aparece patología dual.