BOMBEROS, GRACIAS!

En una sociedad donde todo gira alrededor del “yo” y “lo mío”, hay gente estupenda que piensa en los demás, colabora con los demás y trabaja para los demás.

… qué contentos volvían los chicos cuando salían a vender calendarios con vosotros, pero no eran los calendarios, sino estar con vosotros, vuestro trato, vuestra forma de ser y de hacer con ellos; les habéis hecho sentirse importantes, útiles y, sobre todo, queridos; Muchos se han aprendido vuestros nombres y ya no sois sólo los “bomberos”, que siempre han admirado, ahora os nombran porque sois “sus amigos”.Nos habéis obsequiado con una experiencia muy bonita y ejemplo para todos, sabemos que habéis trabajado duro, hemos visto cómo os habéis implicado y, habéis demostrado al mundo que hay personas con las que se puede forjar una sociedad mejor.

Gracias por acordaros de nosotros, por habernos dejado participar de vuestra grandeza, la de ser hombres que ayudan y favorecen a quienes no tienen las mismas posibilidades, gracias y no olvidéis que ya sois parte importante de la Fundación Virgen del Pueyo; en el recuerdo de todos queda un grupo de bomberos “guapos”, “simpáticos” y con una “calidad humana” tan infrecuente como necesaria en estos tiempos.

Gracias “bomberos” y, como dicen nuestros chicos, ¡AMIGOS PARA SIEMPRE!.

P.B., Mila 2012