MUCHO MÁS QUE UNA UNIDAD DE TRASTORNOS DE CONDUCTA


La FVP aprovecha todos sus recursos y gestiona a sus equipos con el fin de prestar la mejor atención a sus usuarios. Por ello, la Unidad de Atención Permanente (UAP) es mucho más que una Unidad de Trastornos de Conducta. 

En ella, no sólo se atiende a usuarios con problemas de conducta. Es un recurso disponible para todos los usuarios de la Fundación. Se mantiene abierta las 24 horas, siendo durante la jornada de trabajo un Centro de Día y una Residencia el resto del día.

Atiende a los usuarios de la Fundación cuando lo necesitan, siempre con criterio profesional y finalidad terapéutica. Situaciones que provocan la subida de un usuario a la UAP: 

· Un usuario debe descansar por motivos de salud como crisis epilépticas, enfermedad puntual (p.ej. gripe), recuperación tras una operación, etc.

· Un usuario se encuentra agitado y necesita un mayor control ambiental, para evitar que se produzcan incidencias graves. En estos casos, se lleva a cabo una intervención individualizada con el objetivo de fomentar el autocontrol y generalizar esa capacidad en los diferentes ambientes

Se trata de una estancia temporal. El usuario entra en la Unidad y se mantiene en ella el tiempo justo y necesario, teniendo siempre presente el objetivo principal que se persigue en esta Fundación con cada uno de sus usuarios, que es la obtención de los máximos niveles de autonomía y de integración social.